Detectar una avería en una puerta automática

Cómo detectar una avería en una puerta automática

Las puertas automáticas pueden averiarse con el paso del tiempo. Hoy en Martín Vecino os damos algunos consejos para detectar una avería en una puerta automática.

Comprueba que hay corriente

Aunque pueda parecer una cosa obvia, algunas veces las puertas automáticas no funcionan porque se ha ido la luz. Puede ser una cosa general que afecte a todos los vecinos o pueden haber saltado los plomos en tu vivienda por una sobrecarga.

Comprueba que hay luz y que el motor está enchufado a la corriente. Aprovecha para comprobar que todos los cables están en su sitio y no hay ninguno roto ni pelado.

A veces las cosas más simples pueden complicarnos la vida.

Verifica si la puerta se atasca

Es posible que la puerta se atasque o pare al pasar por algún punto de su recorrido. Lo mejor en estos casos es desbloquear el motor para liberar la puerta y abrirla o cerrarla a mano.

Lo ideal sería mover la puerta a la misma velocidad que lo hace el mecanismo. Actuando de este modo, podremos observar dónde se atasca o se para.

En ocasiones, puede deberse a una falta de lubricación. También puede haber suciedad que impida que la puerta corra adecuadamente. Solventado el problema, vuelve a conectar todo para que funcione de manera automática.

Como siempre recalcamos, el mantenimiento de la puerta se vuelve esencial para evitar esta serie de problemas.

Comprueba el estado de la placa

Una forma muy práctica de detectar una avería en una puerta automática es observar la placa. Ésta contiene varios puntos que nos darán pistas sobre su funcionamiento.

Por un lado, están las luces led que tienen casi todas las placas. Si los led de las entradas cerradas están apagados, significa que existe algún fallo. Por contra si los led de las entradas abiertas están encendidos, indican una avería.

Por otro lado, en la placa también suele haber leds para las fotocélulas, que se apagan si están dañadas.

Además, no podemos olvidar los fusibles de la placa. No basta con hacer una inspección visual, sino que será necesario utilizar un multímetro para comprobar que funcionan.

Finalmente, ha de comprobarse la tensión de la placa. Nuevamente, el multímetro nos indicará si la tensión que recibe la placa es la adecuada.

¿Pueden ser los accesorios?

Hay veces que la puerta en sí funciona, pero son los accesorios los que fallan. Es el ejemplo de los pulsadores y las fotocélulas.  Si el pulsador se ha averiado, o si la fotocélula está mal orientada, puede ocurrir que la puerta no abra o cierra adecuadamente.

En caso de duda, contacta con el técnico

Muchas veces, aunque pongamos la mejor de nuestras intenciones, no es posible detectar una avería en una puerta automática.

Para eso están los técnicos especialistas en instalación y mantenimiento de puertas automáticas. Antes de tocar algo que se desconoce, hay que evitar peligros innecesarios y llamar al experto. La seguridad es lo primero.

2019-09-18T00:26:31+00:0021/09/2019|Noticias|0 Comentarios

Escribe un Comentario