Reducir el consumo de la puerta del garaje

Las puertas de garaje automáticas de grandes edificios y comunidades de vecinos suelen tener mucho tráfico, tanto de vehículos como de personas. Por eso, hoy desde Martín Vecino queremos daros algunos consejos para reducir el consumo de energía de la puerta del garaje.

Cómo reducir el consumo de energía de la puerta del garaje

Aunque una puerta automática requiera abrirse y cerrarse con frecuencia, esto no significa que la factura de la luz deba ser elevada.

Partimos de la base de que las puertas de garaje gastan el 99% de la energía durante los procesos de apertura o cierre. Al igual que ocurre con cualquier aparato conectado a la corriente, cuando no está funcionando apenas gasta energía.

Por eso, estudiando los hábitos de uso de la puerta en cuestión, podemos reducir en gran medida su consumo.

Instalar accesos peatonales

Como vimos hace poco, instalar puertas de garaje con accesos peatonales es una cuestión interesante.

Muchas de las puertas de garaje son utilizadas por peatones que necesitan entrar o salir por allí. Si en lugar de tener que activar un gran portón, cuentan con una puerta peatonal, el ahorro de energía será considerable.

De hecho, los accesos peatonales suelen funcionar sin electricidad, con una llave para puerta ordinaria.

Ampliar el tiempo de apertura de la puerta

¿Cuántas veces os ha pasado que se juntan varios vecinos para entrar o salir? Determinados mecanismos están programados para ofrecer un corto tiempo de apertura, permitiendo el paso a un único vehículo.

Para grandes comunidades de vecinos o edificios en los que coinciden muchos usuarios a la vez, la mejor solución es ampliar el tiempo de apertura.

De este modo, el motor tendrá que accionarse con menor frecuencia, logrando reducir el consumo de energía de la puerta del garaje.

Elegir el mecanismo adecuado

Los motores para las puertas de garaje no son universales. Cada puerta tiene unas dimensiones y peso que requieren un motor adecuado para su funcionamiento.

Si el motor no tiene la fuerza necesaria para mover la puerta, puede forzarse, requiriendo un mayor consumo de energía. Pero el problema no se limita a el consumo, sino que puede derivar en averías mayores y graves.

Invertir en el mantenimiento de la puerta

En ocasiones, los mecanismos de las puertas de garaje fallan por una grave falta de mantenimiento.

Por un lado, es imprescindible que todos los usuarios dispongan de un manual de uso. Esta información es muy valiosa para evitar accidentes y usos incorrectos de la misma.

Por otro lado, un buen mantenimiento de la puerta evita problemas futuros de la misma. Puede suceder que los carriles por los que se desliza la puerta estén sucios o mal lubricados. En este caso, el motor precisará más energía para poder desplazar la puerta.

Además, comprobar el correcto estado de las piezas del mecanismo, evitará averías mayores. Unas piezas mal engranadas o en mal estado harán que el motor funcione mal, aumentando su consumo.

Optar por empresas especializadas en las puertas de garaje

Como siempre, nuestro consejo desde Martín Vecino, como fabricantes de herrajes y finales de carrera para todo tipo de puertas, es optar por empresas especializadas en la instalación y mantenimiento de puertas de garaje.

Ellos aconsejarán sobre el producto más conveniente y darán las directrices para reducir el consumo de la puerta del garaje.

2019-09-15T14:30:55+00:0015/09/2019|Noticias|0 Comentarios

Escribe un Comentario