Riesgos de las puertas automáticas

Riesgos de las puertas automáticas

La automatización de puertas aporta grandes beneficios, tanto por comodidad, estética y eficiencia energética. Sin embargo, existen una serie de riesgos de las puertas automáticas que analizamos hoy en Martín Vecino.

Pocos accidentes con este tipo de puertas

En la actualidad las puertas automáticas cuentan con diferentes mecanismos que les aportan gran seguridad. Sin embargo, existen determinados riesgos de las puertas automáticas que se deben conocer para evitar accidentes.

El necesario mantenimiento

Mucha gente piensa que instalar una puerta de garaje es solo eso: una instalación. Sin embargo, como cualquier elemento de las viviendas, necesitan un mantenimiento periódico.

Es más, las leyes actuales obligan a las comunidades de propietarios a realizar un mantenimiento periódico. La finalidad es garantizar el correcto funcionamiento de las puertas de garaje automáticas.

Además de la normativa, es responsabilidad de los usuarios notificar cualquier desperfecto que aprecien en ellas. También cualquier obstáculo que impida el correcto funcionamiento de la puerta.

En el caso de los usuarios particulares, lo más responsable es contar con una empresa especializada en el mantenimiento de puertas de garaje. Por otra parte, existen una serie de pautas que ayudan realizar un mantenimiento casero de la puerta.

Desgaste de los mecanismos

Dejando a un lado los posibles problemas que puedan aparecer puntualmente, hay que tener en cuenta que todos los mecanismos se desgastan con el uso.

Es posible que el motor falle con el paso del tiempo, sobre todo en puertas con mucho flujo de tráfico.

Por eso, las revisiones por parte de expertos pueden detectar el desgaste de piezas o posibles fallos menores. Subsanando éstos se evitan averías mayores que podrían desencadenar en el cambio completo del motor.

Nunca debe manipularse el motor cuando esté enchufado a la corriente. En caso de no tener conocimientos sobre la materia, lo mejor es acudir a la ayuda profesional.

Problemas eléctricos

Otro de los riesgos de las puertas automáticas son los fallos eléctricos. En ocasiones las puertas automáticas fallan por un problema de electricidad.

Una instalación defectuosa puede acarrear cortocircuitos e incluso incendios. No ponga en riesgo la seguridad de los usuarios haciendo una instalación chapucera. Los especialistas se encargarán de hacerlo adecuadamente.

Problemas por aplastamiento o atrapamiento

Muchas de las puertas automáticas cuentan con células fotoeléctricas, detectores de presencia y células anti-aplastamiento.

Cuando éstas fallan, pueden producirse aplastamientos o atrapamientos. De ahí la importancia de una revisión periódica y exhaustiva de todos los elementos de seguridad.

Por otra parte, las células han de regularse para detectar personas en silla de ruedas o niños pequeños.

Otros problemas con las puertas

Hay veces en las que un golpe fortuito contra la puerta o sus mecanismos puede derivar en problemas mayores. Es el caso de las caídas de las puertas. Cualquier deformación en el recorrido de la puerta puede producir atascos o que ésta se salga, constituyendo un grave riesgo para los usuarios.

También ha de considerarse que en las puertas correderas, un atasco en los raíles puede provocar que la puerta se pare o descarrile.

Conclusión

Como habéis podido leer, prácticamente todos los riesgos de las puertas automáticas tienen que ver con su instalación y mantenimiento. Desde Martín Vecino recomendamos siempre que estos procedimientos los lleven a cabo empresas especializadas. Es la mejor manera de evitar accidentes.

2019-09-08T16:49:11+00:0008/09/2019|Noticias|0 Comentarios

Escribe un Comentario