Partes de la etiqueta energética en puertas

Hace poco os anunciamos la posible implantación de la etiqueta energética en puertas. Hoy en Martín Vecino os explicamos las diferentes partes de la etiqueta energética en puertas automáticas.

Partes de la etiqueta energética en puertas automáticas

La etiqueta energética en puertas automáticas mostrará una información muy relevante, tanto para clientes como para fabricantes.

A continuación detallaremos las diferentes partes de la etiqueta energética, para su correcta interpretación.

Encabezado de la etiqueta

En la parte superior se muestra el tipo de etiqueta, en este caso para puerta automática.  También su número de referencia y la versión de la etiqueta.

Datos sobre la puerta

A continuación se muestran datos sobre la puerta etiquetada. Por un lado, se ve el nombre de la empresa fabricante. Además, debe indicar el modelo de puerta y la referencia de la misma.

Clasificación energética

Una de las partes de la etiqueta energética en puertas más importante es la sección de la clasificación energética.

Al igual que sucede con otras etiquetas similares, se muestran unas barras de colores, señaladas con diferentes letras. Las puertas señaladas con la letra A son las más eficientes energéticamente hablando. Mientras que las señaladas con la letra más distante serán las menos eficientes.

A medida que avanzan las letras desde la A, menor eficiencia energética tiene esa puerta.

En el caso de las puertas, la clasificación se realiza para tres clases de tráfico diferentes. La T1 significa que tienen pocos ciclos al año. La T2 sirve para designar puertas con tráfico medio y la T3 para puertas con un número alto de ciclos anuales.

Datos de clasificación de puertas

Un poco más abajo, encontramos diferentes datos que sirven para clasificar y comparar puertas similares entre sí. Es una manera de estandarizar los modelos.

Por un lado, sabremos si la puerta es de uso industrial, peatonal o residencial. Por otro lado, podemos observar la clasificación climática del lugar donde está instalada la puerta. Para ello, se utiliza la clasificación Köppen-Geiger.

Finalmente, está el indicador del tamaño de la puerta.

Parámetros de energía de la puerta

Aquí se pueden ver las principales características energéticas utilizadas para clasificar las puertas.

Este punto cuenta con varios apartados:

  • Tipo de puerta: si es corredera, seccional, etc.
  • Nivel de aislamiento térmico que presenta la puerta cuando está cerrada.
  • Permeabilidad al aire: determina la estanqueidad de la puerta al estar cerrada.
  • Velocidad media del ciclo: mide el tiempo que la puerta permanece abierta en cada ciclo.
  • Potencia de funcionamiento: habla del consumo eléctrico de la puerta durante su apertura y cierre.
  • Energía de reserva: muestra el consumo eléctrico cuando la puerta está en reposo.

Pie de la etiqueta

Muestra los criterios de clasificación energética de las puertas. En este caso, con los datos de la EDSF.

Ahora solo queda esperar a ver si su implantación es definitiva.

2019-10-27T15:28:48+00:0027/10/2019|Noticias|0 Comentarios

Escribe un Comentario