Sistemas modernos para abrir la puerta de garaje

Sistemas modernos para abrir la puerta de garaje

La semana pasada hablamos sobre los sistemas tradicionales de apertura del garaje. Hoy nos centramos en los sistemas modernos para abrir la puerta de garaje.

Mando a distancia de código cambiante o evolutivo

Los mandos a distancia tradicionales cuentan con un código fijo, que no cambia a menos de que se modifique la configuración del mando y el receptor.

Sin embargo, con este tipo de mando, cada vez que se pulsa para abrir o cerrar la puerta del garaje, el código cambia. De este modo, el receptor reconoce al emisor en cada pulsación y permite que la puerta funcione.

El coste es mayor que los mandos tradicionales, pero también aporta mayor seguridad. Este tipo de sistema suele programarlo un instalador, quien posee unas claves únicas para codificar cada mando. Aunque existe la posibilidad de copiar algunos modelos, es habitual que las copias no llevadas a cabo por el instalador den problemas a los usuarios.

Tarjeta o llave por proximidad

Su funcionamiento es similar al de las llaves magnéticas. Basta con acercar la llave o tarjeta al lector, que envía el mensaje al decodificador para que abra la puerta.

El hecho de no tener que introducir llaves en una ranura evita averías. Sin embargo, su coste de instalación es más elevado y hoy en día es fácil obtener una copia de la llave o tarjeta codificada.

Aplicaciones móviles

Actualmente existen en el mercado diferentes aplicaciones móviles que permiten configurar la apertura del garaje. Los sistemas son muy variados.

Por un lado, hay unos que vinculan determinados números de teléfono al receptor, identificando cada usuario autorizado por separado. Estos no necesitan wifi o datos móviles, sino que funcionan mediante llamadas telefónicas. Cuando el receptor detecta la llamada de uno de los números registrados, acciona el mecanismo (sin llegar a contestar la llamada).

Por otro lado, existen aplicaciones móviles que funcionan con wifi o datos móviles. En este caso, el sistema identifica al usuario mediante la app y acciona el motor. La mayor desventaja es que quien quiera abrir la puerta debe disponer de acceso a internet en ese momento.

Módulos de control de acceso

Este tipo de sistemas modernos para abrir la puerta de garaje suelen darse en grandes empresas.

Son unas máquinas que identifican a cada usuario por separado .Normalmente funcionan con un teclado o una tarjeta personal, pero también los hay con mando y llave.

Permiten dar o denegar el acceso a determinadas zonas y/o en determinados horarios. Además, estos módulos suelen guardar un registro de las entradas y salidas de cada usuario.

Su coste es más elevado, pero mejoran la seguridad considerablemente.

Módulos de acceso biométrico

Estos sistemas representan lo más avanzado en controles férreos de acceso. La huella dactilar es única en cada persona, por lo que garantiza conocer la identidad de quien utiliza la puerta. Esto evita las copias no autorizadas o los robos de llaves y tarjetas.

Sin duda, no es un sistema económico y no es apto para todos los bolsillos de usuarios particulares. Además, requiere de profesionales para su instalación, programación y mantenimiento. Pero pocos sistemas son más seguros que este.

Una vez más, desde Martín Vecino, como expertos en fabricación  y comercialización de herrajes y finales de carrera para todo tipo de puertas, recomendamos siempre que confíen en empresas profesionales en la instalación y mantenimiento de las puertas de garaje.

2019-08-11T12:54:56+00:0017/08/2019|Noticias|0 Comentarios

Escribe un Comentario