Abrir la puerta de garaje de forma manual

Cómo abrir la puerta de garaje de forma manual

Automatizar la puerta de garaje es una de las decisiones más acertadas que se pueden tomar para facilitar el día a día de cualquier hogar. Sin embargo, hay veces que se va la luz o falla el mecanismo y es necesario saber cómo abrir la puerta de garaje de forma manual. Lo vemos hoy en Martín Vecino.

Mecanismos de seguridad en puertas

Las puertas de garaje actuales cuentan con mecanismos especiales para estas ocasiones. Los instaladores especializados tienen la obligación de entregar al comprador toda la información referente a la puerta.

Entre la documentación, no puede faltar un manual de usuario y de mantenimiento. Es importante conocer cómo proceder en estos casos, puesto los mecanismos de apertura manual pueden cambiar entre modelos de puertas.

Cómo desbloquear la puerta de garaje

¿Te has fijado si en tu puerta hay un cable o cadena del que tirar? Al accionarlos, la puerta queda desbloqueada y podrás abrir la puerta de garaje de forma manual.

La gran mayoría de las puertas seccionales que funcionan a motor, cuentan con un botón especial que desbloquea la puerta. Una vez hecho, solamente hay que impulsar la puerta hacia arriba para abrirla.

En las puertas correderas, resulta sencillo liberar el bloqueo de la puerta. En algunas el sistema está a la vista, mientras que en otras se encuentra protegido por una carcasa.

Si es el caso, busca un tornillo exterior que funciona con una llave allen. Muévelo hasta que quede desbloqueada la puerta. Una vez liberado, abrir la puerta es coser y cantar.

Si se trata de una puerta basculante, la cosa cambia. En determinados modelos, para poder abrir la puerta de garaje de forma manual necesitarás liberar los engranajes. Para ello, basta con retirar las tuercas de los brazos de la puerta. Pero ojo, si no tienes claro cómo proceder, mejor ve llamando a un taxi.

Otros problemas no eléctricos

¿Qué sucede cuando sí hay flujo eléctrico pero la puerta no se abre? En este caso, se pueden dar varias circunstancias.

Por un lado, el motor puede estar estropeado. Acude a un técnico especialista que pueda repararlo.

También puede suceder que hayas descuidado el mantenimiento de la puerta. Tanto en verano como en invierno hay que seguir una rutina de mantenimiento para que la puerta se mantenga en perfecto estado.

Revisa que no haya objetos extraños, suciedad o insectos que atasquen el recorrido de la puerta. Esto podría estropear el mecanismo y obligarte a abrir la puerta de garaje de forma manual.

En Martín Vecino recomendamos siempre la instalación y mantenimiento por parte de empresas especialistas en el sector. Son la garantía necesaria para evitar problemas con la puerta de garaje y prolongar su durabilidad.

2019-08-24T11:34:04+02:0024/08/2019|Noticias|0 Comentarios

Escribe un Comentario